𝙌𝙖𝙩𝙖𝙧 𝟮𝟬𝟮𝟮; 𝙪𝙣 𝙢𝙪𝙣𝙙𝙞𝙖𝙡 𝙞𝙣𝙘𝙡𝙪𝙨𝙞𝙫𝙤

Nota de Reforma

Doha, Qatar.- Las personas con necesidades especiales han disfrutado también del Mundial de Qatar 2022.

En el caso de personas con autismo, a quienes las multitudes, los ruidos y las luces cegadoras pueden resultarles agobiantes, se habilitaron salas especiales para que vean los partidos en un entorno tranquilo, equipado con tecnología asistencial y gestionado por personal especializado.

Aquellos que tienen alguna discapacidad física cuentan con un acceso exclusivo a los 8 estadios de la Copa del Mundo, en donde son atendidos de manera inmediata por voluntarios que fueron capacitados exclusivamente para esta tarea, y así puedan ayudarlos a ubicarse en zonas designadas para ellos.

Ahí los seguidores no tienen nada que les obstruya la vista, además de que hay baños adaptados para personas en sillas de ruedas.

La buena experiencia de estos aficionados inicia desde que toman los distintos medios de transporte para desplazarse hacia los estadios, pues han encontrado facilidades para tomar el Metro así como a la hora de usar los autobuses hacia los inmuebles.

Ayer, en el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, la FIFA destacó sus salas sensoriales en distintos puntos de Qatar para que fans con condición de autismo, con deficiencias visuales, en silla de ruedas o con alguna otra necesidad disfruten de la Copa del Mundo.

Entrevistados por Grupo REFORMA, varios aficionados palomearon el esfuerzo en materia de inclusión.

Aplaude Rafael Reyes atención en estadios

Rafael Reyes, quien usa silla de ruedas, ha disfrutado del Mundial de Qatar 2022 junto a su hijo Fernando.

Estos aficionados mexicanos estuvieron ayer en el partido de Octavos de Final entre Países Bajos y Estados Unidos, en el Estadio Internacional de Khalifa.

Rafael consideró que no ha tenido ningún problema de accesibilidad para asistir a los distintos partidos que albergan la Copa del Mundo.

«Un excelente servicio para los discapacitados, en cuanto me ven inmediatamente abren camino para llevarnos al acceso, sinceramente una chulada», apuntó Rafael, quien tampoco ha sufrido con las largas filas para acceder a las estaciones del metro.

«Ninguna complicación, en cuanto ven a uno, inmediatamente salen a recibirlo y lo llevan al elevador».

De hecho, el señor Reyes observa una cultura distinta en Qatar frente a lo que luego vive en México.

«Completamente diferente, es otro mundo, nada de batallar, en México no se diga, ni siquiera los espacios para entrar a los lugares están designados», agregó.

En cada acceso a los estadios en Qatar 2022 hay hasta 4 entradas que son exclusivas para personas con discapacidad, por donde los aficionados ingresan a los inmuebles.

«Ha sido bastante bueno, hemos tenido accesos muy fáciles, no hemos tenido complicación, los qataríes nos tratan bastante bien, cuando son los traslados en metro, tenemos una línea prioritaria», apuntó Fernando, hijo de Rafael.

«Hemos tomado autobús para estadios que están más alejados y es autobús especial para gente discapacitada, nos llevan a los 3, a mi hermano, mi padre y a mí».

Recorre Doha nadador paralímpico

Todos querían una foto con Lucas Poggi, quien sobre los rines de su silla de ruedas presumía a los seleccionados argentinos, comandados por Messi.

«Esta es la Scaloneta, la verdadera Scaloneta, la del equipo y también la mía», dijo.

Lo que pocos sabían era que Poggi no era un aficionado más de Argentina, sino también un modelo, emprendedor y, sobre todo, nadador paralímpico, octavo del mundo en los Juegos de la especialidad en Tokio 2020.

De hecho, cuando no acude a los partidos de la Albiceleste en el Mundial entrena a tope en la Aspire Zone, un centro de alto rendimiento en Doha. Quiere repetir en la Final de los 100 metros dorso en París 2024.

Qatar es su segundo Mundial y lo ha sorprendido la movilidad, tanto en puertas de acceso, baños, ascensores; quizá el único asterisco sean las rampas en las calles.

«Siempre digo que donde te tengan que ayudar no es accesible el lugar y la verdad que no lo he necesitado», expresó Poggi, quien tiene espina bífida.

«Cuando se trata de la unión entre países que apuestan a la diversidad, a la inclusión, a la accesibilidad y a todo lo que nos regala Doha y el Mundial no hay limitación».

Las imágenes en su silla de ruedas de los seleccionados, además, son puro arte.

«Tengo en mis ruedas el diseño por parte de Andrés Mariani, un artista plástico argentino que trabaja con la Selección Argentina, tiene dos galerías, la segunda en el predio de la AFA, acompaña a todos los jugadores, me hizo un cuadro en cada rueda, lo pintó él sobre las tapas», dijo.

Y cree en la Albiceleste

Usar silla de ruedas en el Mundial de Qatar ha sido una experiencia gratificante para las personas con discapacidad.

Raúl García, hincha argentino, quien está en Qatar acompañado de amigos, contó lo satisfactorio que ha sido andar en las calles y en los estadios de Doha.

«He sido muy bien atendido en todos lados, es una organización muy importante, no he tenido ninguna complicación en ningún lado, al contrario.

«Todo el tiempo me han tratado bien, aparte de la organización, el árabe es así, siempre le da prioridad al discapacitado, después en todos los aspectos, es un país en donde se puede andar tranquilamente, en el Metro hay indicaciones por todos lados», dijo García.

¿Y dentro del estadio, cómo es la experiencia?

«En los estadios hay una zona de discapacitados arriba, generalmente está en los codos de la cancha, hay un espacio para una silla de ruedas y un espacio para el acompañante en butaca para que se siente, está todo previsto.

«Una vez que llegas a esa zona al rato viene alguien de la organización a preguntarte si estuvo todo bien para saber cómo mejorar ese trato».

García reveló que por un problema en un pulmón no puede alentar al máximo los cánticos argentinos, pero ver a la Albiceleste de Messi es algo que le hace recordar a Diego Maradona.

«Es fabuloso ver en vivo a la Selección. Tenemos que creer que sí es el año de Messi, vine a verlo a Leo ganar la copa, lo están intentando.

«Quedó como un folclor, que Diego está ahí ayudando, es inevitable para un argentino acordarse del Mundial 86».

Salas especiales en estadios

Yassine Chahboub, un aficionado marroquí de 35 años, es uno más de los millones de aficionados al futbol, pero sus necesidades sensoriales le impedían asistir a una Copa del Mundo.

Qatar 2022 marca su debut en un Mundial.

El tan cuestionado torneo al menos se ha apuntado un gol a la hora de atender a los fans con necesidades sensoriales.

El Estadio Lusail (sede de la Final), Al Bayt (donde se jugó el partido inaugural) y el Education City disponen de estos espacios.

Se trata de salas con capacidad para alrededor de 10 personas y en los que, por ejemplo, las personas con condición de autismo pueden aislarse de las multitudes, el ruido y las luces cegadoras.

«Nunca pensé que podría animar a mi equipo desde la grada, en especial en una Copa Mundial. Cuando me enteré de que Qatar ofrece espacios tranquilos, a los que retirarme si todo se me hace demasiado, reservé mis entradas inmediatamente», explicó Chahboub a la FIFA.

El marroquí viajó a Qatar desde Budapest con su amigo de toda la vida, Badre Bedrkich.

Hay también disponibles cascos contra el ruido, mantas, juegos para combatir el estrés. Existe, además, una App que permite a las personas con deficiencias visuales seguir los juegos con una audiodescripción en varios idiomas.

En el FIFA Fan Festival y en la Corniche también existen salas sensoriales.

Estos espacios permiten a los usuarios ver los partidos en un entorno tranquilo, equipado con tecnología asistencial y gestionado por personal especializado», informó el organismo.

Con información de Juan Carlos Jiménez y Édgar Contreras. Reforma

Síguenos en redes sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
Instagram